LEGO strikes back!

Estándar

De niño y adolescente, era un legofanboy. Mis cartas a los reyes magos estaban repletas de referencias a cajas de Lego.

Siempre me he declarado fan de este pequeño juego de construcciones.

No sabéis la alegría de este año al ver que los reyes magos, traían un avión de LEGO (ref: 60116) a mi hijo mayor de 4 años. 

Cumple 5 en un mes, (edad recomienda 5-12) y aunque le costó montarlo el día de Reyes, lleva dos días montándolo de cero él solo.

Así que se me cae la baba viéndolo disfrutar con su lego, su manual de instrucciones y ver como desencaja las piezas con los dientes como hacía yo de pequeño.

A ver como evoluciona está afición y a ver si se merece mi colección de piezas de LEGO.

El senyor Ramón, era un violador

Estándar

Ayer, con unas amigas, hablabamos de crianza, de cuentos, villancicos y nanas cuando recordé, un tema que tenia pendiente desde hacia mucho.

¿Que pasa con las letras de las canciones “tradicionales” que les cantamos a los peques? Como padre, me he visto cantando canciones y al analizar la letra digo… osti tu, que chunga!

Ayer todo empezó por la tradición del CagaTió, un tronco al que alimentas para luego pegarle una paliza con un palo para que te cage regalos en navidad. Todo SUPER PEDAGOGICO. A parte de lo escatológico del tema.Pero recordé una canción de mi infancia y que un grupo como Reggae per Xics canta para niños:

El senyor Ramon 
enganya a les criades 
i a les que no ho són 
també moltes vegades. 
Les pobres criades 
quan se’n van al llit, 
tururut, tururut, 
qui gemega ja ha rebut.

Vamos, traducido y simplificado, el tal señor Ramón, es un violador que engaña a las criadas y cuando van a la cama, las fuerza.

Pero no es la única canción, otras tan inocentes como:

El gall i la gallina,
estan en el balcó,
la gallina està dormida
i el gall li fa un petó.
Dolent, dolent, i que dirà la gent?
Que diguin el que vulguin,
que jo ja estic content.

No es una violación, pero es forzar tiene telita. Justifica un acto sexual no consentido diciendo que da igual, yo ya estoy contento.

En fin, ejemplos hay muchos. Pero anoche salieron estos 2 que los tenía en mente desde hace tiempo.

¿Conocéis más casos?

Mariano, voy a hacerle caso

Estándar

Ayer, durante el pleno del congreso, don Mariano Rajoy, ha recomendado a los catalanes que huyamos de los extremismos.

Y he decidido, aunque parezca raro, darle una oportunidad y hacerle caso.

Voy a empezar huyendo del extremista Xavier G. Albiol. Porque si sus declaraciones sobre la migración en Badalona, le acercan a Mari LePen y Donald Trump, a los que considero unos extremistas racistas.

También he decidido huir, de Jorge Fernandez Diaz, porque una persona que reconoce tener un angel de la guarda que se llama Marcelo y que le ayuda a aparcar, me parece un extremista religioso ( por no decir un zumbado). Además, el uso del Ministerio para inventar y fabricar escandalos de partidos de la oposición, me parece de un extremismo antidemocrático más propio de hace 50 años.

También voy a huir de Susana Diaz, presidenta de un partido, el PSOE-A mas parecido a una mafia, que a una institución democrática. Donde llevan 40 años saqueando y comprando votos.

De Esperanza Aguirre, huyo del tirón. Una exministra, que llegó a la presidencia de Madrid con la compra de dos diputados de la oposición. Una presidenta que durante su mandato, se rodeó de una trama corrupta de la que inocentemente no sabia nada. O Aguirre no se entera de nada o es una extremista. Así que por un motivo u otro, he decidido que no la quiero cerca.

De su amigo Carlos Fabra, Mariano, también pienso que hay que huir. Pero de este, no hará falta huir mucho ya que está en prisión. Igual que su partido en Valencia. Todos a mi parecer ( y el de la justicia) corruptos.

Voy a alejarme tambien, de aquellos extremistas que sigan defendiendo los CIE, los cortes de luz a las familias pobres, la privatización de los servicios básicos, los deshaucios, las vulneraciones de los derechos humanos en las vallas de Ceuta y Melilla por no hablar de todo el Mediterraneo, de la destrucción de nuestro patrimonio ambiental como Doñana. Por nombrar solo algunas…

Así que Mariano, le voy a hacer caso. Voy a alejarme de estos peligrosos extremistas que andan por nuestro país.

Y le recomiendo que haga usted lo mismo.

 

12-O, #nadaquecelebrar

Estándar

Personalmente no tengo nada en contra de España,  pero tengo que reconocer que sus símbolos patrios me chirrían un poco.  

Quizás el echo de que sean los mismos que los símbolos de la dictadura de Franco tiene algo que ver.  

Quizás si con la democracia hubieran vuelto los símbolos democràticament escogidos en la República,  ahora no tendría ese problema. 

Pero en el fondo,  creo que mi principal motivo de repulsa es el 12-O. 

Y aunque me parezca mal celebrar una colonización que mato a miles de indígenas,  mi principal rechazo viene de mi infancia. 

He crecido viendo como unos energúmenos neonazis,  aprovechaban esa fecha para reunirse en mi barrio,  Sants y hacer un homenaje a la bandera que acababan cantando el cara el sol y saliendo de “caza”  por la ciudad. 

He crecido,  con un 12-O donde no saliia a la calle a jugar. Donde si te acercaban a la estación de Sants,  te podías encontrar a neonazis con bates de béisbol,  cadenas.

He crecido en un 12-O donde la policía invadía mi barrio y pegaba y detenía a antifascistas. 

Que queréis que os diga,  con esa infancia…  ¿Como queréis que celebre vuestro día patrio? ¿Como queréis que sienta los colores de una bandera como propia? 

#cienciaXpeques: ¿Cómo escuchamos las cosas?

Estándar

El otro día, Omar, 4 años vino del cole preguntándome algo que no supe responder de primeras. ¿Cómo escuchamos las palabras? la maestra le había hablado de una cuerda en el odio.

Yo sorprendido, le empecé a contar que había unas cuerdas en la garganta que al hablar vibraban como las cuerdas de la guitarra de l’avi Joan. Él, incrédulo, me miraba con cara de sorpresa medio riéndose, seguramente pensando… ¿Una guitarra dentro del cuello?.

Entonces pasé al empirismo más puro y le dije: “pon la mano en tu garganta y habla. ¿Vés como se mueve?” Entonces vi su cara de alucine y gritó al estilo “Eureka!”, “Es verdad!”.

Entonces le expliqué que esa vibración mueve el aire, hasta la oreja, donde, dentro, hay una tela como la de un tambor, que vibra con el aire, y así, podemos escuchar las palabras que nos decimos.

Se que no es nada del otro mundo, pero me apetecía compartirlo.

 

#cienciaXpeques: Presentación

Estándar

#ciencaXpeques pretende ser una nueva sección donde ir contando las preguntas mis hijos y las explicaciones que se me ocurren adecuadas a un niño actualmente de 4 y 2 años.

Como comprenderéis, las explicaciones intentarán estar al nivel del peque. Soy Ing.Informático, no físico, ni nada por el estilo. Tampoco soy pedagogo, así que seguramente, alguna vez meteré la pata en la pedagogía o en el contenido, así que os pido una tolerancia a errores alta.

#2MUN2, un concierto de obligada asistencia

Estándar

Un año más, y ya van 9, Crecer Cantando me ha sorprendido con un concierto. En estos nueve años, la puesta en escena, lo bien que cantan los chicos y chicas del coro y la majestuosidad de ver a 120 coristas menores de edad, me ponían los pelos de punta. Además, en estos nueve años, han ido buscando un repertorio entre canciones conocidas y canciones de otros lugares del mundo, cada cual mas bonita.

La esencia de Crecer Cantando, como público, era ver disfrutar a esos 120 adolescentes. Ver el buen rollo que transmitían y alucinar al ver como coreaban una cancion de Michael Jackson seguida de una de Lluís Llach sin que dejara de tener sentido en el proseguir del concierto.

Este año, sin embargo, han decidido arriesgar. Cuando a principio de curso Javi me contaba la idea, me pareció muy atrevida. Iba a componer canciones propias para el coro. Con poemas de Carmen Gil y la música original suya. Pensé, después de ver a 1.800 personas vibrar con el Carnaval de Celia Cruz en la Maestranza, que iba a ser un cambio importante.

El pasado jueves 6 de octubre del 2016, llegó el concierto de este año a Sevilla. En un escenario más modesto, el Teatro Central, pero con dos días de representación. Yo fuí el jueves, el primer dia.

#2MUN2 es un espectáculo que hay que vivirlo, como todos los conciertos de Crecer Cantando. La puesta en escena, el director bailando, las coreografías, los videos, todo está muy cuidado. No solo son 11 canciones, es una puesta en escena.

Este concierto, antes de cada canción, aparecía Carmen Gil en el escenario, en un video, o de alguna forma, recitando su poema. Eso hacía que el público, se supiera ya la letra al cantarla el coro y suplia la emoción de otros años al reconocer canciones más que conocidas.

En las primeras canciones, aluciné con la música compuesta por Javi ( si, es amigo mio, pero eso no quita mi sorpresa). A medida que avanzaba el concierto, mientras escuchaba el poema de Carmen Gil, estaba deseoso de ver con que nos sorprendía Javi con su música.

Y es que canciones como A contracorriente, El bazar perfecto, Fuera la monotonía o “Superman o supergirl”, me parecieron verdaderas obras de arte. No solo por la letra, sino por la música, por ver a Luis dirigir bailando, por ver la cara de disfrute de los adolescentes, y por como me llegaba y llenaba la música compuesta por un gran amigo. Además el grupo de bailarines ayudaba a hacer el concierto una obra completa. global, hermosa.

Algunas letras me llegaron. Otras música me pusieron los pelos de punta de la emoción. Sin duda alguna, cada una de las piezas me aportó algo. Destacando sobre todo las que he mencionado antes que personalmente me marcaron. Escuchar al coro pronunciar boomerang y notar como sus palabras dan la vuelta al escenario de forma sonora es una experiencia increíble.

Luego al llegar a casa, escaneo el código QR que venia en el programa y me encuentro este pdf con las letras y notas del compositor. Me río al leer cosas escritas por Javi que pensé mientras escuchaba sus canciones.

Y como todos los años, la puesta en escena, la calidad de este coro, es increible. Cantar mientras bailan, hacen coreografias totalmente acompasados y ver su felicidad, hace que todo el Teatro Central, desde la primera a la penultima fila donde estaba vibrara, se emocionara y sintiera la felicidad de estos adolescentes, que han encontrado en el Coro, un lugar de crecimiento personal y aprendizaje increible. Quiero tener otra vez 12 años para poder participar de ese coro, con profesores como Gus, Javi o los demás.

La pena más grande es que este concierto no vaya por todas las ciudades de este país y este mundo, que como dice galeano, a veces parece estar del revés. El mensaje de esperanza, amor y la sensibilidad que desprende debería ser una asignatura obligatoria en nuestro sistema educativo.